Jueves
17 Marzo 2005
Medio de opinión
Portada
León en zumo
Ojalá
Atractor León
El Púgil
En serio
Bang
Diario de a bordo
Agenda
Publicidad
DNI de Cazurra Bit
Hemeroteca

MARZO 2005
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31
NOTA: Las secciones 'Diario de a bordo', 'León en zumo' y 'Ojalá', se renuevan, los martes, miércoles, jueves y viernes. Las secciones 'En Serio', 'Atractor León', 'El Púgil' y 'Bang' se renuevan todos los martes.
FAVORITOS
El Catoblepas
Juan de Mariana

GEES
Daniel Pipes

Red Liberal
Libertad Digital
AVT
Basta Ya
Cato Institute
AEI
IEA
Junkscience
Reason
TCS
Marginal Revolution
Independent
Inst. para la Lib.
CNE

Bitácoras liberales
Desde el exilio
1812
Ajopringue
Anti-Izquierdismo
Areopagítica
Barcepundit
Batiburrillo
Bitácora de LD
El Blog Liberal
Boker Tov, Sefarad
El buque negro
Cajón de sastre
Carmelo Jordá
Cine y política
El ciudadano liberal
Cocaína intelectual
Contra la servid.
El Cristal Roto
Criterio
David Millán
Desde la caverna
Desde Sefarad
Deshacer el mundo
Diarios d. Estrellas
Erpayo
Escalas Atlánticas
Feyndem
Figaro's Blog
Freelance Corner
Haciendo amigos
El halcón liberal
Hispalibertas
La Hora de Todos
Humeando letras
Jorge Valín
Laissez-Faire
El Liberal, el Feo...
Liberal Fino
El Liberal Ultra...
El Liberal Vascong.
Libertad provisional
La mano invisible
Mierda en España
El negocio de la lib.
El Observador
Pistas
Polític. incorrecto
El Príncipe
El provocador lib.
Radicalmente lib.
El Rincón
El rincón de la lib.
Road to Freedom
El Salmantino
Sandwiches
Si Rajoy fuera lib.
Sobre la Red 2.0
La Taberna Liberal
Todo un hombre

Tomania
Yoz
Zumbador
LOS DERECHOS DE LAS MINORÍAS
La Iglesia Católica se revuelve
Antonio Yuste • 17 Marzo 2005
Detalle de la Última Cena de la marca Marithé, objeto de la polémica
LOS CATÓLICOS franceses han puesto firmes a la empresa de moda Marithé de Francois Girbaud y a su empresa de publicidad Air Paris. Ha sido la asociación Creencia y Libertades, católica, quien ha llevado a los tribunales a la empresa Marithé por utilizar una escena sagrada con fines mercantiles. La escena sagrada no es otra que la pintura mural realizada por Leonardo Da Vinci ente 1495 y 1497, para el refectorio del Monasterio de Santa María delle Grazie, de Milán. es La Última Cena de Leonardo Da Vinci y que ha inspirado a la agencia de publicidad Air Paris para publicitar la línea de diseño de la marca Marithé. El anunció de Marithé, objeto de la polémica, una gigantesca valla publicitaria, recrea La Última Cena con modelos que Creencia y Libertades considera en posiciones lascivas y sugestivas, que en su conjunto constituyen una ofensa gratutita a los católicos, al utilizar una escena sagrada con fines mercantiles. Dice Creencia y Libertades que los católicos solo pueden sentirse heridos y denigrados al ver que se apropian de una escena fundadora de su fe. El único hombre presente en La Última Cena de Marithé, aparece a la derecha de “la Nazarena” , se dice, que en el mismo lugar donde Dan Brown, el autor del Código Da Vinci, cree ver una mujer. Dan Brown cree ver en la pintura mural del Refectorio del Monasterio de Santa María delle Grazie, una mujer, que imagina María Magdalena. Visto y oído para Air Paris, la agencia de publicidad, donde Dan Brown ve una una mujer nosotros pondremos un hombre. La camapaña ha funcionado a la perfección. La querella ha multiplicado el eco mediático de Marithé y la denuncia de Creencia y Libertades ha hecho saber que los católicos forman parte de la realidad y que merecen un respeto.

La polémica está servida. El juez ha dado la razón a Creencia y Libertades y ha ordenado a Marithé retirar sus imponentes carteles de las ciudades. La publicidad, de momento, sólo es visible en revistas.

Dan Brown, el autor de la novela, imaginó lo que quiso. Su éxito más el oportunismo de Air Paris y las posibilidades escénicas de La Última Cena han hecho el resto. Decía Leonardo que “Quien de verdad sabe de qué habla, no encuentra razones para levantar la voz”. Dijo también con modos enigmáticos “Que muchas personas después de haber encontrado el bien, buscan todavía, y encuentran el mal”.
Cambio educativo en la
sociedad del conocimiento
Por José Ginés Mora
Las figuras que representan a los 12 apóstoles y a Jesús fueron tomadas de personas reales. La persona que sería el modelo para ser Cristo fue la primera en ser seleccionada. Han llegado a nuestros día distintas leyendas sobre la tramoya del gran mural. Una de ellas nos narra el proceso de selección de los modelos que utilizó Da Vinci para resolver La Última Cena. Cuando se supo que Da Vinci pintaría esta obra, cientos de jóvenes se presentaron ante Leonardo Da Vinci para ser seleccionados. Da Vinci buscaba un rostro que mostrara una personalidad inocente, pacífica y a la vez bella. Buscaba un rostro libre de las cicatrices y los rasgos que deja la intranquila vida del pecado. Finalmente, después de algunos meses de búsqueda seleccionó a un joven de 19 años de edad como su modelo para pintar la figura de Jesús.
Los católicos se revuelven, quieren ser tratados con consideración y respeto y están empezando a actuar como minoría con derechos
Durante los años siguientes, Da Vinci continuó su obra buscando a las personas que representarían a 11 apóstoles; dejando para el final a aquel que representaría a Judas, el apóstol que traicionó a Cristo por 30 monedas de plata. Por mucho tiempo estuvo Da Vinci buscando a un hombre con una expresión dura y fría. Un rostro marcado por cicatrices de avaricia, decepción, traición, hipocresía y crimen. Un rostro que identificaría a una persona que sin duda alguna traicionaría a su mejor amigo. Después de muchos fallidos intentos en la búsqueda de este modelo llegó a los oídos de Leonardo Da Vinci que existía un hombre con estas características en el calabozo de Roma. Este hombre estaba sentenciado a muerte por haber llevado una vida de robo y asesinatos. Da Vinci viajó a Roma en cuanto supo ésto. Este hombre fue llevado ante Da Vinci a la luz del sol. Leonardo Da Vinci vio ante él a un hombre sin vida, un hombre cuyo maltratado cabello largo caía sobre su rostro escondiendo dos ojos llenos de rencor, odio y ruina. Consideró Leonardo Da Vinci que había encontrado la encarnación de Judas para su obra. Por medio de un permiso, este prisionero fue trasladado a Milán al estudio de Leonardo Da Vinci. Por varios meses este hombre se sentó silenciosamente frente a Da Vinci mientras el artista continuaba con la ardua tarea de plasmar en su obra al personaje que había traicionado a Jesús. Cuando Leonardo dio el último trazo a su obra se volvió a los guardias del prisionero y les dio la orden de que se lo llevaran. Mientras salían del recinto el prisionero se soltó y corrió hacia Leonardo Da Vinci gritándole, ¡Da Vinci, obsérvame!, ¿no reconoces quién soy? Leonardo Da Vinci lo estudió cuidadosamente y le respondió, nunca te había visto antes, hasta aquella tarde fuera del calabozo de Roma. El prisionero levantó sus ojos al cielo, cayó de rodillas al suelo y gritó desesperadamente: "¡Oh Dios, tan bajo he caído! Después volvió nuevamente su rostro al artista y le gritó, ¡Leonardo Da Vinci, mírame nuevamente, yo soy aquel joven cuyo rostro escogiste para representar a Cristo hace siete años!

Las polémicas empiezan de una determinada manera y terminan de aquella otra. Y en el caso que nos ocupa ha supuesto una goleada para la empresa Marithé y un acto de afirmación para los católicos franceses y universales. Los católicos, en suma, se revuelven, quieren ser tratados con consideración y respeto, están empezando a actuar como minoría con derechos. No son parte del poder, no son parte del estado y negocian con el Estado en función de su capacidad de influir, en el caso español, un acomodo en la sociedad española y en el sistema educativo. Hacen valer su capacidad de influencia como los partidos hacen valer sus votos. No son el poder, quieren respeto para sus creencias, quieren que la sociedad ejerecite su convicciones tolerantes y se les trate con respeto. Empiezan a no soportar la denigración fácil sobre sus acciones, hábitos y creencias.

La Iglesia Católica ha venido siendo el pim-pam-pum, el juguete de feria sobre el que disparar invectivas durante mucho tiempo. Se están plantando. Recuerdan que si se les trata como colectivo religioso, como minoría, hay que hacerlo con respeto. Empiezan a sugerir, lo están haciendo, que como creyentes, sus votos, valen tanto como los de cualquier otra minoría. Es la democracia y es una estrategia para la que sus detractores no estaban preparados. Los teocrátas iranís lanzaron una fatua pidiendo el asesinato del escritor Salman Rushdie. La Iglesia Católica, al revés, pide respeto y tolerancia y hace profesión de fe de nuestro sistema jurídico-político.

La hibridraión de Marithé, los publicistas de Air Paris, las posibilidades escénicas de La Última Cena, incuestionables, y la novela de Dan Brown, anticatólica y anticientífica según sus detractores, con 30 millones de ejemplares vendidos, está haciendo estragos. El Código Da Vinci, un thriller de aventura, es una novela que mantiene que Jesús no es Dios, que María Magdalena fue la compañera sexual de Jesús, y que sus hijos son el Santo Grial, fundadores de la dinastía Merovingia en Francia y que el Opus Dei es la organización religiosa que trata de impedir que los héroes de la novela saquen a la luz el gran secreto: que el Grial son los hijos de Jesús y Magdalena y que el primer Dios de los cristianos era femenino. No dice nada de Marithé y del modelo masculino de La Última Cena de la agencia de publicidad, Air Paris. Digo yo, humildemente, que las modelos de Marithé no están mal. Mañana, día 18, más
.
MOSCA CAZURRERA. La Iglesia Católica, poco a poco, va enseñando sus poderes, su capacidad para tener opinión y generar opinión. Empiezan a tomarse muy en serio que sus creyentes, como cualquier otro ciudadano, tienen voz y voto y derecho a ser tratados con equidad por las leyes. Si somos tratados como minoría, susurran, demostraremos que somos una minoría influyente.
León en zumo
El caso Cazurra Bit
Un año en la Moncloa
Ojalá. PAT SHANNON
Bang. Breve historia de nuestras propias narices
YA EN LA ÉPOCA de Newton, los científicos se sacaban los ojos discutiendo si la luz estaba constituida por partículas, o si era una onda en un ubicuo medio omnipresente que todo lo abarcaba, el conspicuo Eter Luminífero. El ruso, como no se decidía, sostuvo que los ''corpúsculos'' de luz asociados con los diferentes colores excitaban al éter en ''vibraciones'' características.
El Púgil. Cambio educativo en la sociedad del conocimiento
SE ANALIZAN, en primer lugar, los cambios que están teniendo lugar en el contexto de la educación superior, especialmente en la española y en la europea. A continuación, se presentan algunas ideas acerca de cuál debería ser la respuesta de la educación superior frente a estos cambios, con el fin de que las universidades sean capaces de seguir sirviendo a la sociedad, sobre todo a la nueva, que llamamos del conocimiento.
Atractor. Recapitalizar España, también León
A LA ECONOMÍA española y a la leonesa en particular le cambiará el rostro, se expandirá casi de manera inmediata, en el mismo instante que se genere una estrategia de recapitalización de nuestro tejido productivo o lo que es lo mismo, en la misma medida que mejoremos la calidad de la propiedad de nuestras empresas, la calidad de la estructura de propiedad de las pymes y las microempresas.
En serio. No se admiten bromas
LAS ESCUELAS de Negocio de Cataluña hacía tiempo que habían incorporado a sus planes de estudios un enigmático tema, “La importancia del 3%”.


[c] COPIALIBRE. Autorizada su reproducción. No es necesario citar la fuente.
Cazurra Bit se inspira en seis principios: 1) ¿dar puntada sin hilo?;
2) si te muerdes mucho la lengua te desangras; 3) el futuro nunca espera;
4) el País Cazur; 5) la transparencia es bella; y 6) esto no es jauja